Ir al contenido
Back

CEIM y la Fundación General CSIC amplían su convenio para impulsar actuaciones de colaboración público-privada en materia de I+D+i y digitalización

CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE y la Fundación General CSIC han firmado hoy en la Librería Científica del CSIC una ampliación del convenio firmado en 2018 para fomentar la colaboración público-privada en materias relacionadas con I+D+i y digitalización.

En concreto, el acuerdo busca impulsar la cooperación entre el mundo científico y las empresas a través de la realización de actividades conjuntas; apoyar actuaciones de promoción y difusión de iniciativas en el marco de la I+D+i y la digitalización, así como explorar líneas de comunicación y colaboración entre los centros de investigación del CSIC y CEIM.

Tras una bienvenida por parte de Pura Fernández, vicepresidenta adjunta de Cultura Científica y directora de Editorial CSIC y Marina Villegas, delegada institucional del CSIC en la Comunidad de Madrid, y de una visita a la Librería Científica del CSIC, se ha procedido a la firma del convenio por parte la secretaria general de CEIM, Sara Molero, y del director general de la FGCSIC, Ramón Torrecillas. Durante el acto, que ha contado también con la presencia de Raúl Natividad, presidente de la Comisión de Innovación, Digitalización y Sociedad de la Información de CEIM y de Jorge Cabero, director de Innovación de la Fundación General CSIC, se ha puesto de relieve que este acuerdo constituye un instrumento de trabajo esencial para reforzar el nexo entre el mundo científico y el tejido empresarial.

La secretaria general de CEIM, Sara Molero, ha destacado la importancia de la I+D+i para contribuir a la competitividad de las empresas hoy día, y en la idoneidad del momento de este acuerdo, que refuerza la colaboración público-privada y la transferencia de resultados de la investigación a las empresas.

Por su parte, Ramón Torrecillas, ha señalado que la renovación de este acuerdo con CEIM refuerza la misión de la Fundación General CSIC como agente promotor de la colaboración público-privada y constituye un importante impulso para favorecer la innovación a través de la cooperación entre los centros de investigación vinculados a la Delegación Institucional del CSIC en la Comunidad de Madrid y el sector productivo de la región.