Ir al contenido
Back

Jordi Puigcorbé (Alstom) “Hay que consolidar la energía eólica como fuente de electricidad renovable, fiable y competitiva”

Jordi Puigcorbé, Vice President Business Excellence de Alstom Wind

La Fundación General CSIC y la Fundación PONS, con el apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid, la Fundación para el Conocimiento madri+d y PONS Patentes y Marcas Internacional, han organizado la tercera jornada sectorial del ciclo “Empresas que Diseñan el Futuro” en 2015,  que bajo el epígrafe “La experiencia de Alstom”, se ha centrado  en el desarrollo tecnológico y de mercado de la energía eólica, así como los retos a los que se enfrentan a corto y medio plazo.

La sesión de apertura corrió a cargo de María Jesús Magro, directora general de la Fundación PONS, quien destacó que a través del ciclo de conferencias: “Las empresas que diseñan el futuro”,  se pretende mostrar el trabajo que hacen ahora los investigadores y las empresas en las fronteras del conocimiento científico y tecnológico. “Una parte importante de la sociedad no es plenamente consciente de cómo se produce este fenómeno y de su complejidad. Con la experiencia de Alstom queremos dar a conocer cuáles han sido sus principales hitos en el sector en cuanto a impacto social o en cuanto a desarrollos producidos”.

A continuación, Oscar García Suárez, subdirector de Investigación, Doctorado y Relaciones con Empresas de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid, destacó que “la búsqueda de una generación de energía más limpia y segura y un consumo más racional y eficiente son las claves que deben guiar la estrategia energética de futuro”. En este contexto analizó algunos de los principales retos del sector como una mayor presencia de las energías renovables, el coche eléctrico, el almacenamiento de la energía eléctrica y la alimentación sin contacto.

La sesión técnica de la jornada corrió a cargo de Jordi Puigcorbé, Vice President Business Excellence de Alstom Wind, quien explicó “La experiencia de Alstom” en este campo. Puigcorbé destacó la evolución tecnológica experimentada por el sector eólico en los últimos 30 años. “En tres décadas, hemos multiplicado por 12 el diámetro de los aerogeneradores y por  400 su capacidad de generación”. Gracias al esfuerzo innovador y a la consecución de una mayor eficiencia y potencia  en los equipos,  se ha conseguido reducir también drásticamente el coste de la energía eólica hasta hacerla tan competitiva como fuentes no-renovables alcanzando la paridad de red en varios países y zonas.

El esfuerzo de la innovación es clave para asegurar el crecimiento y sostenibilidad de los proyectos eólicos y ha sido el pilar sobre el que se ha basado el crecimiento de la energía eólica en todo el mundo. Para ello, recordó Puigcorbé,  “en el centro de I+D de Alstom Wind en Barcelona, trabajan más de 200 ingenieros, de todas las disciplinas. Antes,  para diseñar un aerogenerador,  era necesario profundizar en tres disciplinas: mecánica, aerodinámica y eléctrica. Ahora, en su diseño intervienen también expertos en  electrónica, software, materiales, estructuras, control de fuerzas y fatigas, corrosión, sistemas de industrialización, dinámica, termo-mecánica, etc.”.  Uno de los objetivos principales, en cualquier caso, continuará siendo la búsqueda de áreas en las que reducir el coste de la energía eólica. “De cara a consolidar aún más  la energía eólica como fuente de electricidad renovable, fiable y competitiva , los fabricantes de equipos tenemos  que continuar buscando formas de acelerar este proceso a través de  la innovación tecnológica e industrial”, concluye Puigcorbé.

Luis Sánchez Álvarez, director general de la Fundación para el Conocimiento madri+d, clausuró la jornada destacando la apuesta de la Comunidad de Madrid por la investigación, el desarrollo tecnológico y su transferencia al ámbito empresarial, como motor de la economía y su repercusión en el bienestar de los ciudadanos. Un proceso del que Alstom es un gran ejemplo al ofrecer soluciones, tecnologías y productos innovadores en ámbitos tan relevante y transformadores para la sociedad como son el del transporte ferroviario, las infraestructuras y las distintas fuentes de energía, como la eólica, entre otras.