Ir al contenido
Back

Cepsa considera la colaboración público-privada la vía para fomentar la innovación

Foto de familia. La experiencia Cepsa

El segundo Ciclo de conferencias “Empresas que Diseñan el Futuro” ha reunido en el Auditorio de Cepsa a más de ochenta profesionales del ámbito de la investigación, la innovación y la transferencia de tecnología para conocer la visión empresarial del grupo energético sobre los principales retos que la sociedad debe afrontar en el ámbito de la eficiencia, la seguridad y la sostenibilidad y las soluciones que desde su actividad de I+D+i  están poniendo en marcha en la actualidad

Junto a los expertos de Cepsa y a PONS Patentes y Marcas Internacional, la Jornada ha contado con representantes del ámbito público como la Universidad Politécnica y la Fundación General CSIC. 

Para Ramón Rodríguez Pons, investigador de la Universidad Politécnica de Madrid y coordinador de la Cátedra-Empresa Cepsa Energía y Medio Ambiente, creada en 2002,  esta colaboración “es un claro ejemplo de la necesaria relación  entre la empresa y universidad para asegurar el futuro de los alumnos y fomentar la puesta en marcha de incentivos que promuevan la actividad innovadora de los estudiantes. "La formación es, en definitiva, la base de toda innovación", concluyó.

Por su parte, Jonathan Keeling, director de Marca, Publicidad y Patrocinios de Cepsa, señaló que el sector de la energía se caracteriza “por ser uno de los más dinámicos. En la actualidad vivimos casi a diario muchos cambios que nos obligan permanente a innovar para lograr ser cada vez más eficientes”. Para el representante de Cepsa, trabajar la sostenibilidad y eficacia en los procesos en un entorno donde los recursos son escasos “es una prioridad, ya que para 2020 estimamos que los coches utilizarán una media de 3,8 litros cada 100 kilómetros, lo que implica que muchos de ellos incluso consumirán 2 litros de media, y eso supone un gran reto de diversificación para Cepsa, donde en la actualidad basamos gran parte de  nuestra actividad en la logística y suministro de combustible”. Fruto de esa apuesta por la innovación, hoy productos de Cepsa son responsables de que aproximadamente una de cada cinco prendas de ropa que se lavan en el mundo se limpien con productos cuya materia prima ha sido fabricada por la compañía.

Nuria Marcos, directora general de PONS Patentes y Marcas Internacional, señaló durante la bienvenida la importancia de tener una “verdadera estrategia de protección de la innovación”, ya que “en la actualidad menos del 1% de las solicitudes de patentes europeas son de origen español y, por el nivel de nuestras empresas en el exterior, esta cifra debería ser mucho mayor”. La máxima responsable de la firma de propiedad intelectual recordó que España  “ocupa la segunda posición de una lista con los principales países de la OCDE en términos de índice de ventaja tecnológica revelada en el área de biotecnología y nanotecnología, tras Dinamarca, la octava en el área TIC y la cuarta en tecnologías relacionadas con el medio ambiente”.

La Jornada ha servido para conocer los principales proyectos y líneas de trabajo de Cepsa en el ámbito de la innovación desde su posición como una de las principales compañías globales del sector energético, especialmente en la mejora de procesos internos y de promoción de una Cultura de Innovación y el fomento de su protección.

En esa línea, Ignacio Pérez, responsable de Propiedad Intelectual de la Dirección de Tecnología de Cepsa, presentó el Proyecto Galileo, dirigido a dar a conocer la importancia estratégica de la propiedad intelectual, facilitando herramientas para detectar y proteger los resultados de la innovación.  “Todos en Cepsa generamos conocimiento, por eso creamos Galileo, para impulsar la innovación y crear una cultura de protección del conocimiento en toda la compañía”, destacó su responsable. 

Tras él, Alejandro Bautista, responsable de e-commerce de Cepsa, presentó la innovación que supone la app Cepsa Pay, que cuenta con más de 100.000 descargas, y sus beneficios como una solución de base tecnológica para mejorar la calidad de vida de las personas simplificando los procesos y ahorrando tiempo a los usuarios que repostan en sus estaciones de servicio, garantizando al mismo tiempo la máxima seguridad ya que el proceso se realiza desde el interior del vehículo

A continuación tuvo lugar la exposición de César Guarnido, responsable de Mercado de Ceras Parafinas de Cepsa, cuya actividad tiene mucha vinculación con la actividad innovadora del grupo energético. “Las ceras parafinas en los cosméticos y alimentación también conllevan alta tecnología e innovación. Nuestra planta de parafinas es la segunda de Europa en haber obtenido las certificaciones ISO 22000 y FSSC 22000.y cumple con los más altos estándares de calidad, el mercado exige que estemos constantemente innovando para garantizar la máxima pureza de nuestro producto”, señaló Guarnido.

La sostenibilidad y la seguridad son una prioridad estratégica para la gestión de Cepsa, con el objetivo de prevenir y minimizar al máximo el impacto medioambiental  de su actividad como empresa. De ese compromiso surge el Proyecto Athenea, un sistema integral de prevención y gestión de derrames de hidrocarburos en el medio marino. Alba Zamora, responsable del área de Protección del Medio Marino, señaló la importancia de la innovación como “necesidad de contar con tecnología puntera para proteger el medio marino. “Prevenir, detectar y contener son las prioridades de nuestro área de contaminación marina y el proyecto Athenea, implantado en las principales terminales marítimas operadas por Cepsa, es el resultado de esa apuesta", concluyó.

En el ámbito de la actividad de I+D de Cepsa, Rosario Rodríguez, coordinadora de Exploración y Producción del Centro de Investigación señaló que la innovación y las sinergias entre negocios “es una cuestión vital para que se produzca crecimiento empresarial en nuestra compañía. La investigación es fundamental para encontrar esas sinergias y para desarrollar proyectos que serán claves para el suministro de petróleo en el futuro”.

Por su parte, Juana Frontela, responsable del Centro de Investigación de Cepsa,  quiso destacar la importancia de la colaboración público-privada en la actividad de I+D, especialmente con el CSIC, ya que este organismo “aporta a nuestra compañía una parte esencial a nuestra investigación aplicada ya que es la Academia la que, gracias a su elevada especialización, nos proporciona  el conocimiento  básico y fundamental  al que las empresas no podríamos acceder de otro modo”.

La jornada concluyó con la intervención de Miguel García Guerrero, director general de la Fundación General CSIC, el cual señaló que “una estrategia RSE bien alineada con la general de la empresa, que contemple la colaboración con la investigación pública, puede proporcionar un marco de actuación que permita a la institución compatibilizar la necesaria visión estratégica, a largo plazo, que asegure su sostenibilidad corporativa, con la necesidad también de obtener resultados a corto”. Según García Guerrero, para logar esa sostenibilidad “parece indispensable que los responsables de investigación e innovación formen equipo con los responsables de RSE. También, que se generen modelos de análisis del retorno sobre la inversión en investigación que tengan en cuenta tanto los vinculados directamente al negocio –retorno a corto plazo-, como los asociados a la marca –retornos a largo plazo”, concluyó.