Ir al contenido
Back

La tercera edición de ComFuturo seguirá impulsando el talento joven investigador y la innovación en el CSIC

La Fundación General CSIC ha resuelto la convocatoria de la tercera edición de ComFuturo, iniciativa de colaboración público-privada para la atracción del mejor talento joven investigador, que desde 2022 pertenece al programa COFUND de las Acciones Marie Skłodowska-Curie (MSCA). Creado por la FGCSIC en 2014, el programa ComFuturo tiene la aspiración de generar una cantera de investigadores con perfiles científicos de excelencia que, al mismo tiempo, aporten capacidades e iniciativas de transferencia de conocimiento, innovación y emprendimiento.

Tras un recorrido previo de dos ediciones, esta tercera se plantea con un enfoque internacional y con el marcado propósito de mejorar las perspectivas de empleabilidad de los investigadores, a fin de que puedan alcanzar el liderazgo en sus campos de especialización y convertirse en científicos versátiles y multifacéticos.

Abierta entre el 28 de abril y el 23 de junio de 2022, la convocatoria de ComFuturo estuvo dirigida a jóvenes científicos de cualquier nacionalidad capaces de proponer un proyecto de investigación innovador, enfocado a producir resultados de impacto transferibles al tejido productivo y a la sociedad, y que pudiera realizarse en uno de los institutos de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Como requisito para participar en el proceso, los candidatos debían haber defendido su tesis doctoral en los últimos 10 años y no haber residido o llevado a cabo su actividad principal en España durante más de 12 meses en los últimos tres años (salvo en los casos excepcionales contemplados en las bases de la convocatoria).

Los beneficiarios de la tercera edición de ComFuturo disfrutarán de un contrato laboral de tres años con un salario competitivo y de una dotación anual para gastos asociados al desarrollo de su investigación. Sus proyectos se desarrollarán a partir del primer trimestre de 2023 en el seno del CSIC, la mayor institución de investigación de España, que contratará a los investigadores y pondrá a su disposición sus infraestructuras, recursos y capacidades científicas y técnicas.

Como novedad de esta edición, los investigadores ComFuturo han de realizar al menos una estancia obligatoria en el sector no académico de dos a seis meses de duración, con objeto de que adquieran nuevas habilidades para su investigación y tengan la oportunidad de aplicar sus conocimientos en un entorno diferente. El programa, además, les ofrecerá formación en diversas temáticas de utilidad para reforzar sus capacidades transversales, como la comunicación, la transferencia, el emprendimiento y la integridad científica.

Se recibieron 82 candidaturas propuestas por solicitantes de 22 nacionalidades diferentes, siendo la más común la española (46% de los casos). De todas ellas, hubo 75 elegibles que fueron sometidas a un riguroso proceso de selección, que incluyó una primera fase de evaluación científico-técnica por parte de la Agencia Estatal de Investigación, seguida de una segunda fase de entrevistas personales a las 39 propuestas mejor puntuadas. En cuanto a las áreas de conocimiento de las candidaturas, el 12% fueron de Humanidades y Ciencias Sociales, el 34% de Matemáticas, Física, Química e Ingenierías, y el 54% de Ciencias de la Vida, Ciencias Biológicas y Medioambientales.

Además del apoyo fundamental del CSIC, la tercera edición de ComFuturo incluye como socios colaboradores a destacadas entidades comprometidas con el talento científico como son Fundación Banco Santander, Acerinox, Fundación Cepsa, Agbar, Fundación Domingo Martínez, Lilly y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

 

 

La ejecución de los 15 proyectos seleccionados tendrá un profundo impacto en la sociedad. Todos ellos denotan un gran compromiso con la ciencia y su capacidad para transformar el mundo, y abordan, desde la interdisciplinariedad, la búsqueda de soluciones a problemas de enorme transcendencia que van desde el cambio climático, el aprovechamiento energético, la revalorización de residuos y la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera, hasta la optimización de las tecnologías cuánticas disponibles, la generación de energías sostenibles,  la prevención de catástrofes, el estudio de las bases moleculares del cáncer y la conservación del patrimonio arquitectónico, entre otros.

Sobre la base de los resultados obtenidos en el proceso de selección, los beneficiarios de las 15 ayudas otorgadas en la tercera edición de ComFuturo son los siguientes:

 

>> Marta Álvarez Presas, con el proyecto Biodiversidad para abordar el origen de los animales: el origen de la regulación genómica animal.

>> Berta Bonet Sánchez, con el proyecto Descomposición y efectos de los bioplásticos en los ecosistemas de agua dulce bajo las amenazas del cambio global.

>> Gustavo Javier Chacón Rosales, con el proyecto Dispositivos nanofotocatalíticos multifuncionales a medida: una vía verde táctica para captura y conversión de CO2 .

>> Xavier De Bolós Granados, con el proyecto Impacto del cambio climático en las erupciones monogenéticas.

>> Carlos del Cerro Sánchez, con el proyecto Revalorización de lignina y aromáticos en levadura.

>> Stefano Falcone, con el proyecto Derechos de propiedad de la tierra y política de clases. El caso de Cataluña.

>> José Carlos García-Abadillo Uriel, con el proyecto Escalando la computación cuántica con eficiencia energética.

>> Lucía Morales Rivas, con el proyecto Acero inoxidable austenítico con microestructura compuesta y propiedades mecánicas mejoradas.

>> Alberto Muñoz de las Heras, con el proyecto Simuladores ópticos cuánticos variacionales.

>> Olivia Muriel López, con el proyecto Un enfoque criocorrelativo de microscopía de alta resolución para el estudio de la activación de la inmunidad innata por muerte celular inmunogénica.

>> Diego Núñez Villanueva, con el proyecto Grapado dirigido por plantillas: hacia péptidos helicoidales funcionales.

>> Javier Ortega Heras, con el proyecto Tomografía sónica basada en deep-learning para la reconstrucción digital del patrimonio arquitectónico y el diagnóstico estructural.

>> Jonathan Ruiz Esquius, con el proyecto Materiales de alta entropía nanoparticulados con baja carga de Ir/Ru como catalizadores para la evolución de oxígeno en medio ácido.

>> Mary Luz Uribe Ríos, con el proyecto Aprovechando los nuevos procesos de muerte celular programada para una terapia del cáncer más segura.

> Thomas Sebastiaan Van Zanten, con el proyecto Transducción de señales celulares con antenas fotónicas insertadas en capas bi-lipídicas.